Reconociendo el Liderazgo

Reconociendo el Liderazgo

Al igual que todos los años, en 2017, realizamos una encuesta de mercado a todos los candidatos  que se presentaron a entrevista en la consultora.

Una de las preguntas apuntaba a investigar acerca del estilo de liderazgo que valoran las personas en el ámbito laboral. En la siguiente gráfica se puede apreciar que la característica mas valorada para un líder es el reconocimiento (37%), le sigue la justicia (28%), luego la confianza (19%) y por último la accesibilidad (15%).

Las personas desean ser reconocidas por sus líderes. En ocasiones esto lo asocian al dinero, al aumento salarial. Pero he aquí un grave error de asociación. El reconocimiento no se construye solo a través del aspecto económico. Por cierto, este aspecto es importante pero es solo una parte del cuento. El reconocimiento implica hacer sentir al trabajador responsable de su accionar y de su resultado, implica empoderarlo.  Esto es muy diferente a la caricia en la espalda. Quien piensa que por una palabra de reconocimiento o por aumentos salariales, es un líder que brinda reconocimiento, se ha quedado corto. No hay recetas, se logra desarrollando empatía con el equipo, eligiendo correctamente los jugadores, poniendo el cuerpo, brindando respaldo, estando cuando hay que estar, y no estando cuando hay que no estar, otorgando las palabras justas, que no falten ni que sobren. Es un arte. Poner lo límites, marcar el camino, establecer estructuras, lineamientos. Liderando se aprende a liderar, pero la semilla debió estar plantada desde que empezamos en esto.

En oposición, la accesibilidad del jefe es lo menos valorado del liderazgo. Es importante que sea accesible cuando lo necesito. Pero no es tan importante comer con el jefe o que esté siempre a mi lado.

En las entrevistas tenemos la oportunidad de preguntar y repreguntar sobre estos aspectos de cambios laborales y motivaciones. No es sorprendente escuchar excusas y mas excusas sobre abandonos de trabajo. Pero lo cierto es que en una gran cantidad de casos, faltan lideres capaces de reconocer, faltan líderes que sientan propia su gestión, que hagan que su equipo sienta que lo que hacen es de ellos, y hacerlo bien los beneficiará a ellos. Los incentivos económicos y las participaciones en los resultados persiguen este objeto. Líderes involucrados y desarrollados generan equipos desarrollados e involucrados.

 

Alejandro González.

Consultor-Director AGLH Consultores

Entradas Relacionadas